Mercedes Benz Nos Presentó Nueva Serie S Cabriolet
» » Mercedes Benz Nos Presentó Nueva Serie S Cabriolet

Mercedes Benz Nos Presentó Nueva Serie S Cabriolet

posted in: Nuevos Autos | 0

Mercedes Benz nos presentó la nueva Serie S Cabriolet

Por Enrique Kogan

 

En la Riviera Francesa y con un fondo de película en cada curva, pude probar la nueva coupe serie S en todos sus estilos. Esta hermosa área del sur francés, donde se junta el Jet Set con sus mega yates, fue el lugar apropiado para mostrar la nuevo Clase S Cabriolet.

Mercedes-Benz ofrece ahora seis variantes para su Clase S, la que hará satisfacer todas las necesidades de sus clientes.

Esta es la primera vez desde el año 1971, que ha habido un convertible en los modelos de esta serie. Al igual que la Coupé, el nuevo descapotable se ofrecerá como el S550 y el Mercedes-AMG S63, seguido más adelante por el S65, con el motor V12 de 6.0 litros biturbo. Sin embargo, en Europa, el S550 se venderá como el S500.

Mirándolo desde cualquier punto de vista, la Clase S Cabriolet resalta elegancia. La nariz larga y aristocrática cuenta con dos líneas de carácter, que culmina en la parrilla del radiador de un color negro diamante.

Con el parabrisas inclinado y una fuerte hoja de metal cincelada, crean un perfil y un lateral dinámico, mientras que las luces planas traseras LED, hacen hincapié en la anchura de las patas traseras, lo que da una refinada musculatura aerodinámica.

La capota, de múltiples capas y disponible en cuatro colores diferentes, puede ser desplegada en 20 segundos, utilizando el dispositivo de llave o un interruptor en la consola central, a velocidades de hasta 35 mph. Esta capota de lona, es uno de los mejores que se pueden ver en el mercado de lujo.

Su suntuoso interior refleja su objetivo de llegar a un público selecto, con su rica artesanía y las atenciones al detalle, como el tablero y los paneles de las puertas, que están cubiertos en un cuero suave fibroso, y los cómodos asientos que abrazan el cuerpo como si fueran parte de él.

La automotriz Alemana, mejoro la aerodinámica de la clase aun coeficiente de 0.29, lo que se traduce en un extremadamente bajo ruido del viento. Desde los alerones de las ruedas, los retrovisores exteriores, desde el vidrio acústico para las juntas de las puertas, todo se ha optimizado para evitar que el ruido caiga molestamente en el habitáculo.

Aunque tiene un aspecto medio raro y quizás estropee las líneas del parabrisas, el sistema de la boquilla de aire desvía el aire hacia arriba y sobre la cabina, evitando ingeniosamente las turbulencias que se acumulan en el interior.

A todo ello, el sistema de ventilación, emite aire caliente de los apoyos de la cabeza, rodeando la zona del cuello, para una mayor sensación de calidez y bienestar en un fresco clima de primavera.

La suspensión borra casi todos los impactos de los muchos baches que me encontré en los caminos de los pueblos, que en combinación con una excelente dirección de respuesta, hacen que sea un vehículo agradable de disfrutar en cualquier carretera.

Su rigidez es gracias a un piso trasero de aluminio, que es fundido a presión al soporte longitudinal y la pared trasera, detrás de los asientos traseros que los mantienen firmes y seguros.

Mientras disfrutaba del paseo a lo largo de la costa francesa y luego en la autopista de tres carriles en el camino a la Provenza, escuchando el excelente sistema de sonido Burmester, no tuve problemas para mantener una conversación con mi copiloto, sin levantar la voz.

Saliendo de la autopista, la ruta que nos trazaron, nos llevó a través hermosos pueblos antiguos, cuyos estrechos caminos no fueron destinados para dar cabida a los vehículos de esta anchura, por lo que en muchos casos había que estar muy atento a cualquier cruce de un peatón o bicicletas.

Claro, no había que preocuparse mucho, el vehículo trae una gran cantidad de tecnología semi-autónoma, como piloto de dirección, “Lane Keeping Assist” y todo tipo de prevención de colisiones que le genera más confianza en un tráfico pesado, y en pequeñas villas donde no se sabe quién se le cruzará.

El servofreno de emergencia del “Traffic Assist” ayuda a evitar posibles colisiones en la parte delantera, y a las posibles colisiones con vehículos que se cruzaban en las intersecciones, avisando al conductor a frenar si un impacto es posible, y si es necesario aplicando la fuerza de frenado completa automáticamente.

El cambio activo de carril utiliza un radar y una cámara para vigilar los vehículos en su punto ciego y los que se acercan por detrás que puede causar problemas si cambian de carril. Si se hace posible una colisión durante un cambio de carril, el sistema va a vibrar el volante y el uso de frenado selectivo lo dirigirá fuera de peligro.

Los medidores digitales planos, lucen modernos en un entorno refinado, y parecieran que fuesen hechos a mano. También cuenta con cristales Swarovski para los intermitentes delanteros y luces de circulación diurna.

El modelo S550 es muy suave, con una suspensión neumática Airmatic adaptable y modos de conducción seleccionables. Trae un motor V8 de 4.7 litros doble turbo, que produce 449 caballos de fuerza y 516 lb-pie de par motor.

Quizás nuestra ruta fue propuesta para disfrutar de su andar, ante las imponentes vistas de las carreteras de montaña y villas milenarias, ya que este vehículo no es de los que le obligan a tomar curvas cada tres segundos.

Cambie de modelo con el S63, y ese cambio es inmediatamente evidente notable a partir de su exterior más agresivo con su postura más amplia. Sus motor V8 doble turbo de 5.5 litros ruge a la vida, y seleccionando el modo “Sport”, su rugido es más puntual y agudo, que lo hace sentir como si uno volara en él. La entrega de potencia es inmediata y el chasis se nota más rígido que el S550.

 

No hubo que preocuparse por el fresco clima de los valles Franceses, ya que la cabina del S63, cuenta con asientos con calefacción y sistema de calefacción de cuello de “AIRSCARF” de Mercedes Benz.

El S63 trae una transmisión de siete velocidades AMG 4Matic con embrague automático, en lugar de los nueve velocidades automática de la S550. Los neumáticos Michelin Pilot Sport 3 del S63, tienen un excelente agarre, realizando un seguimiento a través de las curvas.

De hecho, el S63 se siente bastante agudo, gracias a la suspensión neumática sintonizada por AMG, que lo mantiene bien atado al redondear las curvas.

Esta experiencia en las sinuosas carreteras del sur de Francia, es el fiel testimonio del excelente trabajo que Mercedes ha hecho con la Clase S Cabriolet.

El S550 Cabriolet cuando salga a la venta a finales de la primavera tendrá un precio desde US$131.400 y el S63 Cabriolet desde US$176.400.

Comments are closed.